martes, 1 de marzo de 2016

Los artistas toman la palabra



En la presentación de Cómo piensan los artistas. Entrevistas, Fietta Jarqueescribe: “Lo que resulta cierto es que el arte contemporáneo necesita explicaciones”. Y este libro es de lectura recomendada para aquellos que quieran encontrarlas. El volumen es una recopilación de 51 entrevistas con artistas contemporáneos, revisadas, actualizadas y publicadas en su mayoría en este diario entre 1985 y 2012. En sus más de tres décadas de ejercicio del periodismo cultural, Jarque realizó más de 200 entrevistas, pero para este libro ha seleccionado tan solo “las más reveladoras”, aquellas en las que Joseph BeauysDonald JuddMarina AbramovicSantiago Sierra o Yayoi Kusama le mostraron sus “íntimas tácticas de su creación”.
Las entrevistas de Jarque no se suman a la abundante literatura de terceros que suele apuntalar el universo de un artista: interpretaciones de sus obras escritas por críticos, comisarios, académicos que suelen infundir frustración en los lectores no especializados (aunque probablemente sí interesados). A quienes se sientan identificados les gustará leer esta declaración de la estadounidense Cindy Sherman: “Hay muchas ocasiones en que no llego a comprender del todo las interpretaciones que se le dan a mi obra. No me siento, por ejemplo, como una deconstructora del sí mismo cuando juego disfrazada ante el espejo. Yo hago lo que hago y después vienen todas esas teorías, y pienso, bueno, eso no está mal, suena interesante”. Cómo piensan los artistas da la palabra a los creadores para que expliquen, y lo hacen con claridad, los porqués que se esconden tras sus obras. Por ejemplo, una clave para entender la fotografía de Nan Goldin: “Temo la pérdida. A los ocho años empecé a escribir un diario para no olvidar cómo pasaron en realidad las cosas. Cuando tuve mi primera cámara a los 15 años encontré una manera innegable de probarlo. Yo todavía creo que una foto puede decir la verdad”.
Al final, apunta la catedrática de Arte Contemporáneo Estrella de Diego, el entrevistador es “una especie de desvelador de misterios”. En este caso, de pistas que nos resultarán útiles la próxima vez que nos detengamos entre 15 y 30 segundos —el tiempo medio que dedica un visitante— ante la obra de uno de estos artistas. Será revelador saber que Alfredo Jaar es un periodista frustrado, y John Baldessari, un escritor frustrado. Que los personajes de Paula Regoproceden de libros que ha leído, como Jane Eyre, de Charlotte Brontë; Nada, de Carmen Laforet; El crimen del padre Amaro, de Eça de Queirós. Que Muybridge está en el origen del pensamiento artístico de Sol LeWitt, y que Martin Creed crea obras “simples” porque el mundo ya le resulta demasiado confuso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario


BLANCA ORAA MOYUA