domingo, 23 de noviembre de 2014

Berlín construirá la versión moderna de su Isla de los Museos




Berlín.- El ambicioso proyecto de Berlín de contar con un museo de arte moderno en el centro de la ciudad comienza a ver la luz. Con una inyección de 200 millones de euros (248,4 millones de dólares) la capital alemana busca contar con una especie de nueva Isla de los Museos, esta vez, dedicada a la época moderna.
Desde hace décadas el Kulturforum de Berlín en la céntrica y moderna Potsdamer Platz, a la orilla de uno de los canales de la ciudad, parece estar ubicado en un páramo. Un puesto de salchichas en el extremo y algunas esculturas decoran la zona entre la Filarmónica, la Biblioteca Estatal y la Neue Nationalgalerie.
Allí, junto a la Iglesia de San Mateo, acampa a veces incluso algún circo. Sin embargo, todo esto pasará pronto a la historia. Junto con el icono arquitectónico del maestro de la Bauhaus Ludwig Mies van der Rohe y la Filarmónica de Hans Scharouns se levantará el Museo Moderno, un museo dedicado al arte del siglo XX. De esta manera, un lugar central de la capital alemana cambiará por completo.
Invertir en cultura
Con la aprobación del comité presupuestario del Bundestag (Cámara baja) de destinar más de 200 millones de euros al nuevo museo, la ministra de Cultura alemana, Monika Grütters, ha recibido luz verde para acabar de golpe con el perentorio problema de espacio para la colección de arte de Berlín del siglo XX. Hasta ahora la mayor parte de obras -desde los artistas del grupo "Brücke" hasta Joseph Beuys- se encuentran repartidas en diversos lugares.
El nuevo museo, con 14.000 metros cuadrados, acogerá los fondos de la Neue Nationalgalerie así como de las colecciones privadas de Pietzsch, Marx y Marzona.
Parte de la colección de Erich Marx se puede ver en la antigua Hamburger Bahnhof, reconvertida en museo cerca de la estación central de ferrocarril de Berlín. En tanto, el matrimonio Ulla y Heiner Pietzsch fijaron como condición la construcción de un nuevo museo para confiarle su valiosa colección al organismo gestor de los museos estatales de Berlín.
Epicentro del arte moderno
Desde el expresionismo hasta el grupo "Junge Wilde", pasando por Beckmann, Kirchner, Liebermann, Dix y Grosz, probablemente apenas otra metrópoli europea se puede comparar con Berlín en cuanto a centro del arte moderno.
Desde que en 2004, el Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA) mostró parte de su colección en Berlín con un rotundo éxito al atraer a cerca de 1,2 millones de visitantes, la capital alemana lo tuvo claro: muchas de las espectaculares obras que pudieron verse entonces en la Neue Nationalgalerie se crearon a principios del siglo XX en Berlín. Sin embargo, con el nacionalsocialismo muchas de estas obras se declararon "arte degenerado" y los artistas fueron expulsados.
Hoy, años después de que Berlín se diera cuenta de la necesidad de encontrar un lugar para albergar todo su arte moderno, Grütters se mostró muy contenta cuando el comité presupuestario del Bundestag votó hoy a favor de su propuesta presupuestaria. La ministra no dudó en referirse a ella como "la decisión del siglo".
Mientras, el presidente de la Fundación del Patrimonio Cultural Prusiano, Hermann Parzinger, ve ya el Kulturforum como "La isla de los museos de la época moderna". En su momento, Parzinger propuso una solución más barata y pequeña que habría consistido en un anexo en uno de los laterales de la Neue Nationalgalerie.
La construcción del nuevo museo comenzará en 2017 y la inauguración está prevista para el 2021. El proyecto atraerá a las estrellas del mundo de la arquitectura de todo el mundo. De momento Berlín deberá autorizar rápidamente la construcción en la zona para poder comenzar con los planes de construcción

BLANCA ORAA MOYUA

Archivo del blog