martes, 1 de marzo de 2016

Medialab Prado, un espacio cultural que “brilla en la deprimida Europa



Medialab Prado, un espacio cultural que “brilla en la deprimida Europa”
Entrada al Medialab-Prado de Madrid (Ayto. de Madrid - Ayto. de Madrid)

La promesa realizada en su inauguración, allá por 2013, ya está dando sus frutos. El espacio cultural Medialab-Prado acaba de ser galardonado con uno de los dos Premios Princesa Margarita que concede la Fundación Cultural Europea (FCE) y que se entregan el 15 de marzo en Ámsterdam y es definido como una iniciativa “extraordinaria” en el contexto de la “deprimida Europa actual que vive una situación extrema” por la presidente del FCE, Katherine Watson.
Concebido como laboratorio ciudadano de producción, investigación y difusión, el centro Medialab-Prado explora las formas de experimentación y aprendizaje colaborativo que han surgido de las redes digitales. Se creó como un programa del Ayuntamiento de Madrid dedicado a la cultura digital y, a pesar de las dudas iniciales, el local ubicado en la Plaza de las Letras (Madrid), en la antigua Serrería Belga, pronto recogió sus frutos y en 2014 fue galardonado por la Fundación Europea de la Cultura por ser uno de los proyectos que han animado los procesos democráticos en el marco de la cultura digital en España.
Su repercusión internacional quedó patente el pasado otoño cuando la reina Rania de Jordania pidió expresamente visitarlo durante su viaje oficial a España del pasado noviembre. Su alteza fue guiada por los 4.000 metros cuadrados de Medialab Prado de la mano de su director, Marcos García quien destaca la parte activa del producto como nexo entre perfiles muy distintos entre sí -artístico, científico, técnico- y distintos niveles de especialización.
Cada año pasan por sus tripas más de 60.000 personas. Miles de curiosos que ya han podido disfrutar, entre otros, de sus programas Estación_flúor -con visitas, talleres y otras actividades enfocadas a la creatividad infantil y juvenil-, Hacer Barrio -actividades para fortalecer los vínculos entre Medialab-Prado-, o la plataforma Visualizar, dedicada a explorar la cultura de datos y la visualización de información.Quien se deje caer estos días por Medialab-Prado, próximo al Museo del Prado y al Real Jardín Botánico de la capital, podrá disfrutar también del Live Code Lab, donde los instrumentos han sido sustituidos por ordenadores que reproducen armónicamente los códigos de programación que teclean sus creadores, y el Electro Ganchillo, un taller colaborativo donde después de convertir viejas camisetas en asientos para niños, muestran el puente que hay entre las tecnologías tradicionales y las de nueva generación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario


BLANCA ORAA MOYUA