viernes, 12 de septiembre de 2014

El Museo Reina Sofía está en las últimas



Vuelve la sequía al Museo Reina Sofía. “Dalí fue una cosa excepción”.Manuel Borja-Villel, director de la nave en medio de la zozobra, explica a la prensa que aquello, la "cosa", fue un sueño. La institución regresa a la repercusión de 2012, se olvida de 2013 y 2015 seguirá la misma tónica: dos millones y medio de visitas y una caída del 20% respecto al año en el que se fraguó la exposición temporal más vista de la historia de España (732.339 personas, más de 6.000 personas diarias).
Dalí fue un sueño. Un mal sueño, a la vista de aquel polémico editorial, del que trata de recuperarse el museo sin que parezca haber aprendido mucho. Tras la conclusión del hito museográfico, Borja-Villel reconocía a este periódico que la fascinación por el pintor surrealista había acercado al museo a nuevos visitantes (que incluso llamaban preguntando qué ropa llevar). Señaló quehabía aprendido a “hacer atractiva una obra de arte” y "a crear puentes con la sociedad”. Sin embargo, los números que él y el subdirector gerente,Michaux Miranda, han ofrecido a la prensa demuestran todo lo contrario. 
Es más, a la vista de la información facilitada, no habrá otra gran exposición de vanguardias históricas que vuelva a enganchar al gran público en los próximos tres años. Aquí no, pero en el extranjero sí: una de las exposiciones que más beneficios le está reportando en alquileres es Miró: la experiencia de mirar, que girará por tres museos norteamericanos durante dos años. Picasso y la modernidad española estará en el Palazzo Strozzi de Florencia (por la que ha pagado 300.000 euros). La exhibición de Dalí viaja a Brasil.
Números rojos
“En 2014, hemos llegado a las cifras rojas. Ya no somos capaces de seguir reduciendo el gasto. Lo siguiente es apagar la luz”, explicó dramático el gerente para mostrar su preocupación ante los recortes en subvenciones. La respuesta a la alarma financiera desvelada –con pérdidas en 2014 próximas al millón y medio de euros- es: “Estamos en ello”. Borja-Villel se refiere a que ultiman el presupuesto con unos y otros, es decir, Hacienda y Cultura. “Quehemos tocado fondo todo el mundo es consciente”, añade. Esperan mantener las mismas ayudas y que no se retire la asignación de 300.000 euros en adquisición de obra.on. (EFE)
Michaux Miranda se sorprendía antes los medios del tratamiento de las informaciones económicas que se hacen sobre las cuentas de los museos: “Es curioso el enfoque que veis en la prensa: un museo no es una empresa privada”. Por su parte, el director del Museo Reina Sofía, el único director de museo público español con coche oficial, aclaró que mantendría el servicio del parking móvil, porque “el coche oficial es del museo y lo utiliza a quien le haga falta”. “Ahorramos mucho más dinero al museo”, explica, debido a que el coste no se computa a las cuentas. “No es un coche oficial, es el coche del museo”.
El año pasado, asegura la dirección, el alquiler de los fondos le reportó al museo un millón de euros. Recordemos, que el Museo Nacional del Prado sólo la muestra que alquiló al National Gallery de Victoria (Melbourne, Australia) le sirvió para alcanzar un millón y medio de euros. “La prioridad para este museo siempre es académica, no económica”, aclara a pesar de todo su director.
Al gusto del consumidor
¿Por qué lo que exporta el museo es tan distinto de lo que ofrece en su sede? Es el resultado de la ley de la oferta y la demanda. “Depende de lo que les interese a las otras instituciones. La colección está muy centrada en las Vanguardias. Hay cosas que fuera interesan y otras no. Hay exposiciones que es más complicado que puedan viajar, porque el Museo Reina Sofía tiene una identidad muy clara y otros museos no la comparten”.1977'
Tampoco se ha conseguido exportar el arte contemporáneo español, uno de los puntos fuertes del programa de la dirección. Para el año que viene, la apuesta en la sede se centrará en Daniel García Andújar (Almoradí, 1966), Juan Luis Moraza (Vitoria, 1960), Patricia Gadea (Madrid, 1960-Palencia, 2006) yFederico Guzmán (Sevilla, 1964). Prima en ellos “el análisis de la sociedad, cómo el arte puede servir para crear nuevas formas de gobernanza, cómo en apariencia las nuevas tecnologías permiten un desarrollo democrático, pero no es así”.
De las 13 exposiciones temporales para 2014-2015, 6 están firmadas por el director y el subdirector como comisarios. "Es un trabajo colectivo –explica el director-, trabajamos con nuestros conservadores de una manera muy intensa. Miró está hecha desde Colecciones", pero la firma Carmen Fernández, la Conservadora Jefe de Escultura.
La Fundación, casi
Como ayer adelantaba este periódicoAna Tomé se hará cargo de la dirección de la Fundación del Museo Reina Sofía, aunque Borja-Villel no quiso adelantar más porque se hará otra presentación el 13 de octubre. “Buscábamos una figura que conociera muy bien Latinoamérica, que estuviese bien relacionada con los coleccionistas y los artistas”, dijo el director. “La idea de la Fundación es buscar recursos, pero no sólo eso. También debe buscar obra y colecciones, captar archivos, fomentar la parte de la educación”. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario


BLANCA ORAA MOYUA