lunes, 21 de diciembre de 2015

Conversando con Peio Aguirre



Peio_Aguirre
_¿Cómo definirías el arte contemporáneo en una palabra?
Experiencia.
_¿Podrías explicarte…?
Para mí la experiencia es la clave del arte contemporáneo, más que el conocimiento. Por experiencia entiendo el hecho artístico en sí, la relación con la obra de arte y también con los que la producen, los artistas.
_¿Quién decide qué es arte?
Primero los artistas deciden, luego la institución. Pero no hay arte sin una y la otra. El arte conceptual ayudó a reactualizar el impulso vanguardista de pioneros como Duchamp. Cada vez más, el sistema está presente en todo lo que hacemos.
_¿Qué encargo te gustaría recibir?
Publicar un libro en una editorial de referencia a las que ocasionalmente compro libros de otros autores y escritores.
_Un comentario sobre tu trabajo que te haya gustado…
Dos estudiantes de arte en Barcelona han hecho recientemente un pequeño trabajo sobre mi actividad y la han titulado: “Compromiso, pasión, curiosidad, imaginación, placer por la crítica”.
_Un agente artístico que esté haciendo un buen trabajo actualmente…
Muchos artistas. Yo reconozco en primer lugar a los artistas, el centro de todo esto. Sería injusto dar un solo nombre.
_¿De qué artista te gustaría tener una obra?
Acabo de ver la exposición de Max Bill en la Fundación Juan March. Queda todo dicho.
_¿Qué piensas del sistema artístico español en la actualidad?
La dinámicas de las instituciones me parecen burocratizadas, si trabajar como freelance para algunas de estas instituciones ya genera incomodidades, no me quiero imaginar lo que significa trabajar desde dentro.
_¿Podríamos decir que refleja la sociedad actual?
Sí, el arte es un reflejo del modo de producción. Es un espejo, un espejo deformante pero espejo al fin y al cabo.
_¿Se está confundiendo el arte con el mensaje?
La comunicación sustituye al arte. La información acapara cada aspecto más nimio de nuestra cotidianeidad.
_¿Cómo ves la situación del mercado español de arte contemporáneo y cuál es la posición del coleccionismo?
No sigo el mercado de cerca. La crisis ha servido para equilibrar la balanza y hacernos ver la falsedad de muchas burbujas del mercado.
_Una institución pública indispensable…, y un espacio privado…
La función y el rol del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía es fundamental, no sólo a nivel nacional sino mundial. Resulta indispensable. Me interesan también iniciativas sin ánimo de lucro desde el sector privado con una vocación y función 100% públicas, como el espacio Bulegoa z/b en Bilbao, formado por un equipo interdisciplinar. También The Green Parrot en Barcelona, La Fragua y Combo en Córdoba.
_¿Qué líneas de comisariado se están siguiendo actualmente?
La línea del no canon. Cada comisario reinventa su propio canon solo para desmontarlo al día siguiente. Cada vez me aburre más el comisariado que habla del comisariado. Hemos de situarnos en una posición de post-comisariado. Ser críticos, producir y prestar mucha atención al contenido y a la forma.
_¿Qué supone hoy la crítica?
Es una correa de transmisión de las relaciones entre prensa, mercado e institución. La crítica como reseñismo ha quedado completamente integrada en el sistema comercial. Volviendo a la pregunta anterior, el mercado no es hoy únicamente el llamado “mercado del arte”. El mercado lo es todo. Luego está ese espacio que es el de la economía de la atención donde todos operamos, el crítico el primero. Para combatir esa presión de estar presente el crítico necesita forjar un espacio personal, una ecología de la sombra donde poder producir.
_¿Alguna buena noticia vinculada al arte?
No sabría cual. Lo que oigo está más al servicio de la llamada industria cultural y menos hacia el arte. Son llamadas al orden, no sólo en España, también en Europa donde centros de larga trayectoria y prestigio se enfrentan a las expectativas de los políticos.
_A una gran mayoría no le gusta el arte contemporáneo porque le resulta difícil de entender… ¿Cuál es el papel del público en la actualidad?
Los públicos, en plural. El arte contemporáneo introduce en su interior otros ámbitos de la cultura, es un catalizador del presente y como tal, ha de ser experienciado sin prejuicios. El trabajo a hacer está en la educación y sobre todo, en las escuelas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario


BLANCA ORAA MOYUA