jueves, 11 de junio de 2015

Abre en Moscu el gran museo de arte que Abramóvich compró a su esposa



El nuevo y definitivo edificio del Museo de Arte Contemporáneo «Garaje» abrió ayer sus puertas en lo más profundo del emblemático Parque Gorky de Moscú. La formidable construcción, que fue un restaurante de élite en los años del comunismo, ha sido rediseñada por el reputado arquitecto holandés, Rem Koolhaas. La galería «Garaje» fue creada en 2007 por la filantrópica Dasha Zhúkova, pareja del oligarca ruso, Román Abramóvich.
«Este nuevo emplazamiento nos permitirá estar más cerca del público», declaró Zhúkova durante la rueda de prensa. A su lado, el director del museo, Antón Belov, aseguró que «por si alguien lo dudaba, está claro que estaremos aquí ya para siempre». Por su parte, Koolhaas explicó una vez más que aceptó el proyecto «porque siempre me inspiró la arquitectura soviética». Dijo que la primera vez que pudo ver edificios estalinistas fue en 1960 durante un viaje a Moscú. «La arquitectura no es forma solamente. También ideología», sostuvo.
Lo que ahora es el museo «Garaje» fue un restaurante llamado «Las cuatro estaciones». Terminó de construirse en 1968 y se convirtió en lugar predilecto para altos funcionarios y artistas en la época del dirigente comunista Leonid Brézhnev. La edificación quedó abandonada a mediados de los años 90 y sus paredes se cubrieron después de todo tipo de pintadas y grafitis. Koolhaas y Zhúkova lo descubrieron en 2010.
El arquitecto holandés siempre valoró muy positivamente la «generosidad de las dimensiones» en las edificaciones de la época comunista. Y es que «Garaje» mantiene intacto el esqueleto del edificio original. Su estructura de hormigón y hierro ha sido revestida con dos capas de policarbonato semitransparente, dejando detrás hueco para el sistema de ventilación y ganando así espacio para la galería.
Estos paneles plásticos, situados a unos dos metros del suelo, tienen una anchura de 11 metros y se pueden desplazar verticalmente para que el interior del museo pueda ser visto desde fuera. El conjunto tiene una superficie de más de 5.400 metros cuadrados en tres plantas y contará con cinco salas expositoras, cine, auditorio, biblioteca, centro educativo infantil, tienda, terraza, cafetería y atrio para las grandes instalaciones. Tras la presentación de ayer, mañana viernes se abrirá al público
Zhúkova hace tiempo que buscaba en la capital rusa un espacio para su galería. Primero utilizó un viejo garaje de autobuses, de ahí el nombre que lleva el museo, diseñado en 1926 por el proyectista soviético constructivista Konstantín Mélnikov, y después, a la espera de mudarse al emplazamiento permanente, la exposición estuvo en un pabellón del Parque Gorky, al que el arquitecto japonés, Shigeru Ban, premio Pritzker del año pasado, ha dado su toque con los característicos tubos de cartón reciclado que definen gran parte de su obra.
Zhúkova señaló ayer que «el arte contemporáneo es importante porque se está haciendo ahora». «En los ocho años de existencia de nuestro museo hemos ofrecido más de 70 exposiciones y nos han visitado más de dos millones de personas», puntualizó.
Para ella uno de los principales méritos de «Garaje» ha sido «elaborar el primer archivo público de arte ruso contemporáneo». Los fondos del museo poseen la mayor colección de arte ruso de los años 70, 80 y 90, adquirida gracias a la inmensa fortuna de Abramóvich. En otoño, sus salas se llenarán de arañas de la escultora francesa, Louise Bourgeois. Ayer se inauguró también, junto al edificio del museo, la Plaza de las Artes, en la que se expondrán periódicamente esculturas e instalaciones de distintos artistas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario


BLANCA ORAA MOYUA