domingo, 1 de marzo de 2015

Danae Stratu, la diosa que reina en el Olimpo de Varufakis





Danae Stratu (Atenas, 1964) es el último de los ‘encantos’ que adornan la figura del tan cacareado ministro de Economía griego, Yanis Varufakis (53 años). El simpar político, que rehúsa utilizar corbata y gusta vestir pantalones vaqueros en sus reuniones con el Eurogrupo, solo podía tener una mujer como ella. Esta rubia de ojos azules con porte de cariátide griega se dedica al arte conceptual y a la fotografía. Con su obra busca “superar la crisis de la humanidad”, como se extracta de la biografía de su web.
Danae Stratu ya soñaba con ser artista a los 16 años. Quizá fue su madre, Eleni Potaga-Stratu –una artista de reconocido prestigio tanto dentro como fuera de su país–, la que le inculcó su pasión por el arte. O quizá fue la holgada situación económica de su padre –propietario de la extinta fábrica de algodón Piraiki-Patraiki– lo que le permitió licenciarse en Arte y Diseño en el Saint Martins College londinense. Pero ha sido Varufakis, con quien se casó en 2006 y aportó dos hijos de un matrimonio anterior, el hombre con quien ha logrado compartir algo más que un proyecto de vida.
La historia de esta pareja, él convertido en un ‘mesías’ griego después de aplazar esta semana la deuda de su país y ella una artista que ha llegado a representar a Grecia en la Bienal de Venecia, los eleva a los altares de la jet set intelectual helena. El año que se conocieron realizaron un ‘viaje de novios’ en busca de las siete líneas divisorias más famosas del mundo: Chipre, Kosovo, Belfast, Cachemira, Etiopía-Eritrea, Palestina y la frontera de Estados Unidos y México. De aquella expedición surgió un proyecto común llamado Vital Space: que tornó en dos exposiciones de fotografía de Stratu y unos textos (The Globalising Wall) redactados por el ministro de Economía griego.

Varufakis y Stratu viven en una casa situada a los pies de la Acrópolis (Reuters)
De Danae es conocido su carácter desprendido. Influida (o no) por el espíritu “marxista libertario” del que presume su esposo, suele donar las ganancias de la taquilla de sus exposiciones a los más necesitados. Aún así, según ha podido comprobar Vanitatis, su escultura Javelin II, realizada en 1997, se vendió en la casa de subastas Christie’s por un valor de 11.280 euros en mayo del año 2000. 
“Hay un colapso general de desarrollo social, político, económico y medioambiental. Nosotros, la humanidad, debemos pensar y reaccionar para restaurar nuestras relaciones con la tierra”. Así de mística se define Danae Stratu y bajo estas directrices trabaja su obra. Para sus creaciones emplea todo tipo de espacios: desde instalaciones al aire libre a lugares cubiertos. Suele valerse de elementos naturales así como de la tecnología para crear ambientes en donde buscar la interacción con el público.
Una mujer que encaja a la perfección con el hombre fuerte del Gobierno de Alexis Tsipras. Es guapa, inteligente y con un talento excepcional. Quizá con una virtud similar a la de Francisco de Goya. Emulando al maestro, si "el sueño de la razón produce monstruos", no menos inquietantes son las reflexiones de Danae y que, además, comparte en su página web: “Existe una brecha entre el mundo interior y el exterior; dos realidades paralelas que desean conectarse”. ¿Llevaría Yanis Varufakis esta frase anotada a su reunión con Bruselas para alcanzar el acuerdo?


'Gauche divine' griega
Lo cierto es que los mundos del ministro motero y la artista filósofa se han encontrado. La pareja vive a los pies de la Acrópolis en casa de los padres de ella. E incluso poseen una residencia de verano en la isla de Aegina. Ambas zonas muy propias de la gauche divine griega.
Aunque en círculos distintos, el político y el artístico, Danae Stratu ha demostrado que su popularidad –aunque le venga de familia– estaba ya a unos niveles muy superiores antes de que su esposo se erigiera como ese objeto (político) de deseo para las féminas de media Europa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario


BLANCA ORAA MOYUA