jueves, 23 de febrero de 2017

ARCO 2017: Ian Waelder, el artista skater más precoz de la feria que cotiza al alza



La obra de Ian Waelder, con 23 años el más precoz en ARCO, está influida por el "skateboard" y se cotiza al alza. Algunas piezas rondan los 5.000 euros.
"I used these shoes for a few months" (Usé estos zapatos durante pocos meses) es el título de la obra que el artista Ian Waelder (Madrid, 31 de marzo de 1993) presenta en el stand de la galería L21, y haría las delicias de Marcel Duchamp. "Estar en ARCO en un momento tan temprano de mi carrera es una oportunidad para situarme en un buen contexto profesional y una muestra de confianza hacia mi trabajo", responde a Fuera de Serie. Esta escultura de bronce de dos piezas unidas con cordones de zapato negros, colgará estos días del techo de la feria de ferias, la más importante de arte del país. 
Nacido en Madrid, está afincado en Mallorca. Su trabajo se exhibe en la galería L21.
Con bastante seguridad, Ian es el artista más joven de esta edición de ARCO Madrid y una excepción en la edad media de quienes se presentan en Ifema. A sus 23 años, Waelder, de madre estadounidense y padre chileno, nació en Madrid pero se crió en Mallorca, donde explica cómo la actividad del skateboard le ha hecho tomar consciencia de aspectos de su trabajo como artista. "Esa degradación de las cosas, de los materiales o del cuerpo... Quizá interesarme por el espacio de otro modo. El skate es un ambiente en el que se junta gente muy creativa, en relación con el cine, la fotografía y la música", detalla. 
A finales de 2016 mostró sus creaciones en el nuevo espacio de su galería mallorquina, en el Polígono de Son Castelló, trabajos de mayor calibre, después de sus residencias en Hangar Lisboa (2016) y NauEstruch, Sabadell (2015). Ganador de la beca INJUVE2015 , premiado con el SCAN de fotografía de Tarragona 2014, mención de honor en Ciutat de Palma (2013), entre otros méritos, es autodidacta. Su trabajo explora, en sus propias palabras, "la cultura suburbana a través de la memoria", usando como formatos "la fotografía, el sonido o la escultura". 
El trabajo del artista madrileño explora la cultura suburbana a través de formatos como la fotografía, el sonido o la escultura.
Con una madurez sorprendente, explica cómo un buen resumen de su trabajo sería la frase del artista francés Raphaël Zarka: "El ruido, las marcas y rastros son el resultado de una actividad que no necesariamente esperaba producirlos. Parte de mi trabajo se nutre de mi experiencia en el mundo del monopatín y su cultura. Estoy interesado en esos rastros generados por el individuo de forma azarosa y recogiendo diferentes experiencias de las que me rodeo".
Obra de otro de sus trabajos, la serie 'White Folds' (2.500 euros)
'I used these shoes for a few months' fue ideada en 2015 y forma parte de una serie en la que Waelder guarda zapatos a medida. "En su mayoría están desgastados a causa de su uso para la práctica del monopatín, lo que genera una serie de marcas en unas zonas muy concretas que alguien experimentado en el tema puede identificar con una serie de movimientos y tiempos aproximados de uso", afirma. "Las fundo en bronce con una pátina negra, congelando esos desgastes, e indicando en cada título el tiempo en que fueron utilizados". 
Otro de sus trabajos, la serie 'White Folds' (2.500 euros), surgió casi por accidente: "Son las fotos impresas en gran formato que iba descartando de una serie anterior que consiste en fotos plegadas para caber en el interior de un sobre y mandarlas por correo postal al lugar de exposición; eran usadas en su cara posterior para probar los sprays negros que tenía en el estudio. Al ir viendo esos trazos, comencé a fotografiarlos e imprimirlos; se trataba de darles valor y conservarlos para siempre ".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada


BLANCA ORAA MOYUA