domingo, 17 de enero de 2016

Ha sido nombrado directora de la Tate Modern, institución a la que se incorporó en 1987





Frances Morris, una mujer con mucho arte





En los años 80, en Inglaterra las obras de arte contemporáneo no gozaban de un espacio particular, sino que se exponían en la Tate Gallery junto a las piezas de autores británicos de épocas anteriores. Por ello, a finales de la década se comenzó a pensar en la necesidad de que el arte contemporáneo disfrutase de su propio lugar. A uno de los comisarios artísticos que la franquicia Tate contrató para desarrollar esta idea fue Frances Morris. Se incorporó en 1987, y ayer, a sus 57 años, fue anunciada como nueva directora del museo de arte contemporáneo más visitado del mundo, la Tate Modern de Londres, abierto en el 2000 como culminación de aquella iniciativa a la que Morris se había unido antes de su nacimiento. La historiadora del arte declaró que “es una institución única y yo he tenido el privilegio de haber sido parte desde de su equipo desde el comienzo”.
Así, Morris se convierte en la primera mujer y en el primer británico que dirigirá la Tate Modern, relevando en el cargo al belga Chris Dercon, que a su vez había sustituido al valenciano Vicenti Todoli. Hasta el momento Morris había dirigido las colecciones internacionales del museo además de ser la comisaria de tres grandes retrospectivas acerca de mujeres artistas, la de Louise Bourgeois en 2007, Yayoi Kusama en 2012 y Agnes Martin en 2015. La cabeza del grupo Tate, Nicholas Serota, dijo sobre Morris que “es una pensadora innovadora que ha conformado y desarrollado la colección internacional de Tate y ha establecido firmemente la Tate como una de las principales galerías de arte contemporáneo en el mundo”.
Desde el pasado jueves hasta el domingo sus salas acogerán la obra del artista español David Espinosa, que se encuentra en Londres con motivo del Festival Internacional de Mimo. Espinosa realizará sus “performance” con sus más de 300 miniaturas con las que recrea sobre un tablero “un retrato social del mundo en el que vivimos”, tal y como él mismo describió su trabajo.

EL MUSEO HOLBOURNE ADQUIERE UN THOMAS LAWRENCE

Sir Thomas Lawrence vivió en Bath durante su adolescencia. Por ello, el museo de la ciudad inglesa, el Holbourne, no ha dudado en adquirir su cuadro pintado a óleo en 1791 en el que retrata al parlamentario británico Arthur Atherley, y que ha permanecido en una colección privada durante 150 años. La pinacoteca ha comprado la pieza por una cifra cercana a los 550.000 euros, siendo “la mayor adquisición del museo hasta la fecha”, según aseguró su directora Jennifer Scott. La obra se expondrá a partir del 28 de enero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada


BLANCA ORAA MOYUA