jueves, 6 de agosto de 2015

Un grafitero denuncia a Moschino por robarle sus diseños




El grafitero de Brooklyn Joseph Tierney, conocido artísticamente como Rime, ha denunciado a la firma italiana Moschino y a su director creativo, Jeremy Scott, por copiarle uno de sus grafitis y utilizarlo en el diseño del vestido que Katy Perry llevó puesto en la última gala del Metropolitan Museum (MET) y que ya lució la modelo Gigi Hadid sobre la pasarela en el desfile de la firma en febrero de 2015. 
El trabajo original lo realizó Rime en 2012 para la organización The Seventh Art ubicada en Detroit. "Moschino me robó el diseño", ha dicho el artista callejero quien, además, se queja de que el diseñador quitó su firma y añadió la suya al vestido negro, palabra de honor y del que ahora cuelga una etiqueta que dice "Moschino". 
"Poner una obra de arte callejero en un vestido de alta costura tiene una connotación negativa", asegura el abogado de Rime, David Eriksen, "esto trivializa su trabajo. Alguien de la comunidad artística podría acusar a Rime de venderse”. Ni la firma Moschino ni Jemery Scott se han pronunciado todavía sobre la polémica. "Su credibilidad como grafitero se vio comprometida por tal estrategia publicitaria", dice la demanda, y es que Moschino pagó a Katy Perry por lucir su diseño, que no encajaba exactamente con la temática de vestimenta —dedicada a China—que el MET pidió a los invitados. La cantante llegó a la gala en un Rolls-Royce pintado con grafitis y acompañada de Jeremy Scott quien lucía una americana con el mismo estampado y unos botes de aerosol falsos "como si fueran ellos los autores de la obra", continúa la demanda. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario


BLANCA ORAA MOYUA