viernes, 26 de junio de 2015

Leonardo Da Vinci y Miguel Ángel Buonarroti aterrizan en México





El Museo del Palacio de Bellas Artes de México se ha propuesto batir récords. Y para ello, no se conforma con un representante clave del Renacimiento, sino con dos de los más importantes de la historia del arte universal. Por primera vez en el país se van a presentar algunas de las obras de Miguel Ángel y Leonardo Da Vinci. Y los dos al mismo tiempo, aunque en salas distintas.
Las muestras Miguel Ángel Buonarroti. Un artista entre dos mundos y Leonardo Da Vinci y la idea de la belleza, que estaránabiertas al público desde el 26 de junio, recogerán obras originales de los artistas, vinculándolos con su legado en la Nueva España y el México independiente.
Los mexicanos podrán contemplar piezas que, en ocasiones, ni siquiera están disponibles para los visitantes en sus lugares de origen, ya que no se exponen "por razones de conservación", indicó en rueda de prensa el titular del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), Rafael Tovar y de Teresa.
El arte italiano está de moda en México. Tras el enorme éxito que tuvo la exposición de hace unos meses Leonardo, Rafael, Caravaggio: Una muestra imposible, con más de 200.000 asistentes que acudieron a ver reproducciones digitales de dichos artistas, el museo espera romper las estadísticas con esta en la que las muestras son originales.
Una de las más esperadas es la del estudio para el ángel de La virgen de las rocas, boceto con el que Da Vinci trabajó los rasgos de uno de los personajes que más adelante plasmaría en los cuadros hospedados en el Louvre de París y en la National Gallery londinense. "El estudio del rostro del ángel de la Virgen de las Rocas, por muchos, es considerado el dibujo más bello del mundo, no solo de Leonardo, sino absolutamente el dibujo más bonito que existe", apuntó el comisario de la muestra Giovanni Saccani, y añadió: "El retrato es el símbolo de la biblioteca Real de Turín y es sumamente difícil que salga de allí".
Por otra parte, la exposición dedicada a Miguel Ángel (1475-1564) reúne dibujos, óleos, documentos y bocetos que empleó para las pinturas de la Capilla Sixtina y esculturas como el Cristo Giustiniani, una obra en la que el artista dejó de trabajar por un defecto del mármol y que, se dice, terminó Bernini. Además, se mostrará el David-Apollo y una réplica de La Piedad, que se encuentra en el Vaticano.Otra muestra importante de esta colección es El códice del vuelo de las aves, considerado el primer estudio científico del vuelo.
Además de las 30 obras extraídas entre la producción de Buonarroti, estarán presentes otras 45 que denotan su influencia en México. Los comisarios insisten en que no tratarán al arte mexicano como "subsidiario", sino que han puesto todo su empeño en valorarlo por sí mismo.
Francesco Buranelli, exdirector de los Museos Vaticanos —que es, junto con Luis Javier Cuesta, uno de los curadores de la muestra— dijo que la exposición es importante porque presenta "el momento cultural más importante que ha vivido Italia, a través de los artistas más famosos del Renacimiento".
La muestra de Da Vinci cerrará sus puertas el 23 de agosto, mientras que la de Miguel Ángel hará lo propio un mes más tarde, el 27 de septiembre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario


BLANCA ORAA MOYUA