martes, 15 de julio de 2014

Una española entre los 200 coleccionistas más activos del mundo


En los rankings artísticos internacionales España pierde tirón. Hay que buscar la letra pequeña para encontrar señales de vida del país europeo con 46.5 millones de habitantes. Una española figura en la lista de los 200 coleccionistas de arte más activos del mundo. Y por ser, sólo tiene una dirección en Madrid de su sede, la Fundación Fontanals-Cisneros, ella no es ni española puesto que Ella Fontanals-Cisneros, de 70 años de edad, es cubana de nacimiento y venezolana de adopción. La sede de su fundación se reparte entre Madrid y Gstaad (Suiza).
La tabla de coleccionistas de arte elaborada cada año por la publicación 'ARTnews' se rige por los más activos en el mercado, los que compran, venden y/o exponen sus henchidas pinacotecas. Ella Fontanals-Cisneros es la ex esposa de Oswaldo Cisneros, propietario de medios, telecomunicaciones y de la Pepsi-cola en Venezuela y otros países vecinos. Ella, por sí misma, además de coleccionista se ha hecho inversora. Su patrimonio artístico se centra en el arte contemporáneo, el vídeo, la fotografía y la abstracción geométrica de artistas de América Latina, aunque fue la primera que llevó una obra del chino Ai Weiwei (Bicicletas) a un museo público de América del Sur.
La mayor economía del mundo (EEUU) tiene el mayor número de coleccionistas activos de forma casi desproporcionada. En total son 101, de los 200, registrados en alguna ciudad de aquel país, entre ellos nuevas fortunas como Paul Allen, que ha hecho su dineral con software, la familia Lauder, de cosméticos, o el ex matrimonioStephen y Elaine Wynn, reyes de los casinos y de Las Vegas, que desde que se divorciaron compiten por quién posee la mayor pinacoteca. Ella, Elaine Wynn, compró el cuadro de Francis Bacon 'Tres estudios de Lucien Freud' por 104 millones de euros marcando récord en noviembre de 2013 de obra más cara vendida en subasta.
A larga distancia de los 101 coleccionistas americanos, figura Alemania con 13 y detrás Suiza con 12. El pequeño país, en el que se registran nombres como el del armador de origen griego Philip Niarchos, adelanta a Reino Unido con 10 coleccionistas de arte activos y nombres como Charles Saatchi y a Francia con 8 y personas como los dueños del comercio del lujo, François Pinault, propietario también de la casa de subastas Christie's, y Bernard Arnault, de LVMH.
Las economías emergentes BRIC (Brasil, Rusia, India y China) irrumpen en el mercado del arte con el mismo brío que lo hace en otros sectores. China con 7 activos coleccionistas le sigue a los 8 de Francia mientras que Brasil aparece con 4 (empate con Canadá y Bélgica) delante de Rusia con 3 -Roman Abramovich, por supuesto, a la cabeza del trío- y el mismo número 3 lo comparten Hong-Kong, Japón, México y Holanda. India, o no tiene grandes coleccionistas o se escapan del radar de 'ARTnews'.
La jequesa de Catar aparece como la única coleccionista del diminuto país, sin embargo en términos de adquisiciones les supera a los dos de Italia, Taiwan, Grecia, Venezuela o Austria, en donde una es Francesca Thyssen, hija y heredera del barón, directora de 'Thyssen-Bornemisza Art Contemporary' en Viena. En solitario figura también el constructor y transportista de Corea del Sur Kim Chang-il o el inversor de Ucrania Victor Pinchuk, que se centra en arte contemporáneo. Sudáfrica, República Dominicana, Finlandia, Argentina, Mónaco, Noruega y Liechtenstein cuentan también con un único gran coleccionista que anima el mercado internacional del arte. En Liechtenstein, el príncipe Hans-Adam IIse ha quedado recientemente con el retrato de "Don Diego", del español Alfonso Sánchez Coello (1531-1588) tras una larga pugna con las instituciones británicas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario


BLANCA ORAA MOYUA