viernes, 14 de marzo de 2014

Yoko Ono: half-a-wind-show. Retrospectiva


LA EXPOSICIÓN

Con casi 200 obras distribuidas en varias secciones temáticas que incluyen instalaciones, objetos, películas, dibujos, fotografías, texto, audio y documentación sobre performances realizadas en el pasado, Yoko Ono. Half-A-Wind Show — Retrospectiva ofrece una visión completa de la múltiple producción de esta artista pionera del arte conceptual y la performance. Las ideas, no los materiales, son el principal componente de su obra. Muchas de esas ideas son poéticas, absurdas y utópicas, aunque otras son específicas y factibles. Algunas se convierten en objetos, otras permanecen inmateriales. Su obra refleja a menudo el sentido del humor de la artista y su pronunciada actitud crítica y social.
El punto de partida de muchas de las obras de Ono se encuentra en las Instrucciones, directrices orales o escritas que da al público, al que ofrece diversas sugerencias y asigna un papel mucho más activo del habitual en el mundo del arte. Incluso muchas de las piezas podrían considerarse incompletas sin la participación física o mental del espectador. En 1964, Yoko Ono publicó el rompedor volumen Grapefruit (Pomelo), que incluye muchas de estas instrucciones.
La muestra, que se ha organizado con ocasión del ochenta aniversario de Ono, comienza con la presentación de algunas de las obras más significativas de la década de 1960, entre las que destacan sus primeras performances, obras en papel y objetos. Durante esta época, Ono se convirtió en figura destacada de la vanguardia neoyorquina y mantuvo una estrecha relación con otros artistas, como el músico John Cage, con George Maciunas, fundador del movimiento Fluxus, y con el cineasta Jonas Mekas. Otras secciones de la exposición, que recorre toda su carrera hasta la actualidad, están dedicadas a su producción cinematográfica y musical. Algunas de estas obras, inspiradas en su colaboración con John Lennon, se exponen junto a proyectos más recientes, como el álbum que Ono grabó con Thurston Moore y Kim Gordon en 2012. La última sección presenta sus últimas instalaciones y obras participativas, algunas de ellas ideadas especialmente para esta retrospectiva.

Yoko Ono: half-a-wind-show. Retrospectiva
YOKO ONO
Tokyo (Japan), 1933

1933–1940 Yoko Ono nace en Tokio el 18 de febrero de 1933. Se traslada con su familia a San Francisco, Nueva York y Tokio. Recibe clases de música clásica, principalmente de piano y voz.
1941–1951 En 1941, Yoko Ono regresa a Japón, donde se queda a vivir durante varios años. Sobrevive al bombardeo que devastó Tokio en marzo de 1945.
1951–1954 Yoko Ono es admitida en la Gakushūin University como primera mujer estudiante de filosofía. En dicha institución, conoce el existencialismo, el marxismo y otras disciplinas filosóficas, además de las ideas pacifistas. Transcurridos dos semestres, abandona la universidad y se traslada con su familia a Nueva York, donde se matricula en el Sarah Lawrence College, especializándose en composición y poesía contemporánea.
SABER MÁS
Yoko Ono
Retrato, Londres, 2013
Foto: © Kate Garner. Por cortesía de Yoko Ono

YOKO ONO
Tokyo (Japan), 1933

Notice: Undefined index: artist_bio in /var/www/vhosts/guggenheim-bilbao.es/subdomains/core/httpdocs/classes/lang.class.php on line 262 artist_bio

Yoko Ono: half-a-wind-show. Retrospectiva
OBRAS

Sala 305
Pintura de techo, pintura del sí (Ceiling Painting, Yes Painting)
1966

Sala 306
Anuncio para Museo de (Pedorre)arte Moderno (Advertisement for Museum of Modern (F)Art)
1971

Sala 304
Season of Glass
1981

Sala 305
Yoko Ono en Media habitación (Half-A-Room)
1967

Sala 306
Pieza corte (Cut Piece)
1964

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada


BLANCA ORAA MOYUA